sábado, 19 de enero de 2013

MARIANO LASHERAS, TALLER CUENTACUENTOS

Ayer viernes vino a nuestro cole Mariano Lasheras cuentacuentos y actor, miembro de Los Navegantes. Niños de primaria y mayores disfrutaron de sus historias contadas y cuentos divertidos.

Por la mañana para comenzar les deleito a los chavales con los cuentos;
  "Un principe algo rarito" de Fernando Lalana.




  " Te quiero Valero" de Fernando Lalana.






En este enlace podéis ver más obras de este genial autor, http://www.fernandolalana.com/obras.asp?c=32












También contó la leyenda de las brujas de Toloja, de tradición oral. Leyendas de Calcenada

Terminaron con un baile todos juntos en el patio.


Por la tarde se realizo el Taller " Como contar Cuentos" para adultos.

Importante a tener en cuenta:

"Cuando cuentes cuentos, cuenta cuantos cuentos cuentas, porque cuando cuentas cuentos nunca cuentas cuántos cuentos cuentas"

Un taller que estuvo genial, sublime y divertido.
Aprendimos mucho y compartimos un rato entre padres.  Fue todo muy práctico.

Por grupos fuimos escenificando poemas;

Fragmento de un poema inspirado del "El jardín de las Delicias - El Bosco"


EL ABURRIMIENTO de Rafael Alberti
Poema escénico

"Un príncipe algo rarito"  Cuento
Las Brujas de Trasmoz


Para finalizar nos dejo con un texto del genial Pep Bruno. Es la respuesta a una entrevista que le hicieron y que podéis leer en su página  web Pep Bruno

V.I.:¿Qué es contar para ti?

PB: Contar es contar con quien escucha, con quien mira. Contar es entregar hasta la última gota de ti, hasta el último pelo. Contar es compartir y es desnudarse, es decir: así soy y así lo cuento. Todo, desde la selección de los cuentos hasta el hecho mismo de contar, el ritmo de la narración, el movimiento de tu mano, de tu cara, la respiración, los ojos, las palabras elegidas, el silencio. Todo te delata. Eres tal cual se ve. Contar es enseñarlo todo. Porque además cuando cuentas estás traspasado por el contexto: cada público, cada lugar, cada día… todo es diferente siempre. Y por esa razón, siendo tú el mismo, cuentas siempre diferente, porque todo te afecta. Y así debe ser. Porque los cuentos nos exigen una entrega absoluta, y quien piense que puede contar disimuladamente, haciendo como que está contando, se equivoca: sus cuentos serán falsos, sus palabras huecas, sus gestos artificiosos. Esta es la paradoja: para contar, para moverse en los territorios de la ficción, sólo hay un camino: hacerlo desde la verdad.

1 comentario:

Merche S. dijo...

Genial, ha sido muy divertido. Mariano es estupendo. Ha sido hora y media y se ha nos ha hecho muy corto. Al menos a mí.
Y los niños han salido encantados.
Buena manera de animar a la lectura.